Sánchez Martínez le da la puntilla a un mal Celta

La alegría copera duró poco. En lo que parecía un partido fácil, el Celta cosechó la segunda derrota consecutiva en Liga. Los celestes cayeron por dos goles a uno ante la UD Las Palmas en un partido marcado por el errático juego de los gallegos y la estrepitosa actuación del combinado arbitral, que acabó decantando el partido del lado local. Un penalti inexistente señalado a Cabral y una muy dudosa expulsión a Orellana tuvieron incidencia directa en ambos tantos canarios.

Lo cierto es que el partido comenzó bien para los gallegos. La Unión Deportiva comenzó muy tímida y lo pagó pronto en una jugada muy mal defendida por el conjunto de Setién. Un balón largo de Planas acababa en las botas de Bongonda que, tras dejar atrás a Aythami, cruzó el balón con la zurda para batir a Varas. Poco después tuvo Orellana la ocasión para doblar la ventaja, pero esta vez la suerte no acompañó al equipo vigués.

El paso de los minutos y la comodidad con la que llevaban el encuentro hizo que el Celta bajase un poco el pistón, algo que agradecieron los canarios. Poco a poco comenzaron a llevar la iniciativa del juego, generando poco peligro pero comenzando a tener sus primeros acercamientos al marco gallego. En uno de ellos, Sánchez Martínez pitaba penalti por una dudosa mano de Cabral en el área pequeña; el argentino cortaba de forma involuntaria un balón que no iba a ninguna parte. Por si fuera poco, Orellana veía su primera amarilla por protestar. Volviendo al penalti, el encargado de lanzarlo fue un Viera que devolvía las tablas al marcador.

La segunda parte no hizo más que confirmar las sensaciones que ambos equipos dejaban al descanso: un Celta agotado tras el esfuerzo entre semana y una UD que, sin nada que perder, tenía una victoria factible. Además, al pobre juego celeste se le sumó la excesiva permisimidad de los colegiados con la UD. Berizzo, que al contrario que el miércoles no veía nada claro el panorama, movía ficha y daba entrada a Guidetti y Wass por Beauvue y Aspas, cuya lucha no fue recompensada con acierto.

Con lo que no contaba el preparador argentino era con otra cuestionable decisión de Sánchez Martínez, que expulsó a Orellana a falta de un cuarto de hora por simular penalti. La repetición deja claro que nadie toca al chileno, pero también que la caída parece un resbalón ya que el 14 se levanta inmediatamente para jugar el balón. Pese a las protestas de los celestes, se quedaban con uno menos en el tramo final del encuentro.

A partir de ahí poco hubo que hacer. Las Palmas se adueñó del balón y buscó un empate que no llegó hasta el instante final cuando, tras un fallo conjunto de la zaga y Sergio, Willian José culminaba la remontada amarilla con un remate desde el suelo. El gol del brasileño certifica la primera salida de puestos europeos del curso, consecuencia de las derrotas consecutivas ante UD y Rayo. 

 

UD Las Palmas: Javi Varas; David Simón, David García, Aythami (Bigas, min. 68), Dani Castellano; Montoro (Momo, min. 42), Roque; Wakaso (Nauzet Alemán, min. 82), Tana, Jonathan Viera; y Willian José.

Real Club Celta: Sergio Álvarez; Jonny, Hugo Mallo, Cabral, Planas; Pablo Hernández, Radoja (Pape Cheikh, min. 85); Beauvue (Wass, min. 60), Orellana, Bongonda; y Iago Aspas (Guidetti, min. 66).

Goles: 0-1, min. 5: Bongonda. 1-1, min. 33: Jonathan Viera, de penalti. 2-1, min. 90: Willian José.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (Comité Murciano). Expulsó por doble amonestación al jugador visitante Orellana (32 y 74). Además, vieron la tarjeta amarilla Hugo Mallo (min. 29) y Bongonda (min. 90+2), así como los amarillos David Simón (min. 16), Aythami (min. 42), Willlian José (45+1), Wakaso (min. 56), Roque (min. 66) y Momo (min. 81).

Incidencias: partido disputado hoy en el Estadio de Gran Canaria ante 18.473 espectadores, según informó el club local. Césped en irregular estado. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS