De cabeza a semifinales

Se jugó mucho el Toto para afrontar la eliminatoria con máximas garantías, y el fútbol le ha dado la razón. El Celta asaltó un campo imponente ante el rival con menos goles encajados, y consiguió anotar hasta tres veces en una oda a la ilusión. El Atlético no tuvo armas para batir a un conjunto movido por el corazón, más intenso, más seguro y más acertado. El encuentro desbordó emoción, con dos equipos batiéndose en cruda igualdad, pero poco a poco se fue decantando a favor del visitante, hasta consumarse el pase del mejor de la eliminatoria (2-3).

El Celta, espoleado por una afición comprometida, empezó con ímpetu el partido de vuelta. La confianza que generó el buen inicio llevó a los de Berizzo a circular la pelota con criterio, aunque no abundase el toque, y a aprovechar los dejes de un fuerte Atlético. La solidaridad defensiva de los vigueses fue clave para minimizar las líneas de pase de un local que se jugaba mucho. Con más peligro que ocasiones, el primero en estrenar el marcador fue Pablo Hernández, cabeceando con poderío un centro suave de Orellana desde el pico del área. La pelota cruzó la portería ante Moyá, que nada pudo hacer para evitar un tanto que complicaba muchísimo la eliminatoria a los colchoneros (21’).

Entonces el Atlético ejerció como un magnífico competidor, empatando en poco más de cinco minutos. Un disparo lejano de Carrasco fue despejado sin demasiado acierto por Rubén, de manera que la pelota le quedó franca a Griezmann. La calidad incontestable se convirtió en el mejor recurso de un Atlético incapaz de superar al Celta en la medular. Poco más aconteció hasta el descanso, con los dos bandos reñidos en pequeñas disputas y bastante juego aéreo. Rubén, que había sufrido un encontronazo con Vietto, se quedó en los vestuarios y Sergio pasó a defender la meta.

Con la reanudación el Celta mejoró ostensiblemente. Si hasta entonces le había costado elaborar con asiduidad, y se había mostrado algo inocente en los metros decisivos, en este segundo tiempo tuvo más garra. La presión de Guidetti y el criterio de Orellana ampliaron la cuota de balón y el Atleti comenzó a sufrir, incapaz de desprenderse de los jugadores célticos. Un sublime Tucu Hernández avisó con un tanto bien anulado por Mateu Lahoz, justo después de una ocasión fallada por Guidetti ante Moyá; y volvió a tenerla de volea, en un córner. Sería el artillero sueco, en cambio, el encargado de ampliar la renta. Thor sacó el martillo y envió un chut imposible de interceptar directo a la escuadra, desde una enorme distancia (56’). 

Los colchoneros, empujados por el orgullo, adelantaron líneas en busca de esperanza. Correa, que acababa de entrar en sustitución de Carrasco, perdonó al enviar el disparo al travesaño. Fatal error, pues el Celta hilvanó por el costado derecho hasta dejar a Mallo en perfecta posición para centrar; y de sus pies salió una pelota medida, ideal, que Hernández no desaprovechó. El de Tucumán hizo las delicias del centenar de seguidores desplazados al Calderón con un cabezazo de nuevo inapelable (64’). Y es que el Atlético estaba superado en su feudo, a merced de los hijos del trisquel, desbocados hacia semifinales. Con el pasar de los minutos los visitantes intentaron dormir el partido, aunque, de nuevo, la calidad de Correa apareció con un gol de bonita factura (2-3, 81’).

El Celta no concedió más y disputó los últimos minutos confiando en las carreras de Beauvue, sustituto de un Guidetti desfondado en la guerra a la defensa rojiblanca. La piña de celestes celebró el pase como merecía la ocasión, confirmadas las opciones del equipo en una plaza que parecía inexpugnable, y ante un rival al que superaron con sus mismas armas. Fueron un colectivo ambicioso, unido y sacrificado. Hubo un justo vencedor en la eliminatoria: el que más ilusión puso sobre el césped. 


Ficha técnica

2 - Atlético: Moyá; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Saúl (Óliver, minuto 62), Gabi, Koke; Griezmann, Vietto y Carrasco (Correa, minuto 58).

3 - Celta: Rubén Blanco (Sergio Álvarez, minuto 45); Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral, Jonny; Radoja, Wass; Iago Aspas, Hernández, Orellana; Guidetti (Beauvue, m. 80).

1-0, minuto 21: Hernández, de cabeza, a centro de Orellana. 1-1; minuto 28: Griezmann tras un despeje de Rubén
1-2, 55': Guidetti, de disparo lejano; 1-3, 63': Hernández, de cabeza, asistido por Mallo; 2-3, 81': Correa, en jugada individual.

Colegiado
Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó a los locales Vietto (m. 15), Filipe (m. 67) y Koke (m. 79) y al visitante Guidetti (m. 34).

 

 

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS