Cuestión de confianza

Llegan los cuartos de final de la Copa del Rey, y el Celta no falta a su cita con la historia. Esta será la vigésimo primera vez que el equipo vigués dispute esta eliminatoria, y sólo en nueve de las veinte ediciones anteriores consiguió su pase a semifinales (en once resultó eliminado). Precisamente fue el equipo atlético el último que logró apearlo de esta competición en esta ronda, cuando los celestes militaban en segunda división y con Eusebio al frente, en la temporada 2009-2010. Además, Celta y Atlético de Madrid han disputado seis eliminatorias de Copa y los nuestros únicamente han vencido en una de ellas (edición de 1948). Se da la casualidad de que en ese torneo el equipo vigués alcanzó su primera gran final de las tres que ha jugado, y perdido.

El conjunto olívico llega al encuentro tras haber ganado en Liga al Levante y recuperado parte de las buenas sensaciones de hace un par de meses. Además, la clasificación cosechada ante el Cádiz significó un respiro para la escuadra, ya que se logró sin ningún apuro. No obstante, también se albergan ciertas dudas, sobre todo en la parcela defensiva, donde los de Berizzo se están caracterizando últimamente por recibir demasiados goles. Algo que en la Copa puede penalizar demasiado al Celta es el dato que confirma al equipo como el quinto más goleado de la categoría. Por otro lado, la entrada en escena de las nuevas incorporaciones supondrá un extra de motivación tanto para el equipo como para la afición.

Por su parte, el Atlético de Madrid llega a esta eliminatoria tras haber eliminado con claridad al Rayo Vallecano en octavos. Y para más inri, el equipo del ‘Cholo’ Simeone continúa líder de la categoría reina, mostrando cada encuentro su gran potencial sobre todo defensivo (son el equipo menos goleado de Primera). Quizá la única nota negativa resida en sus delanteros que, con el permiso de Griezmann (17 goles en Liga), siguen sin despuntar. Fernando Torres prosigue la línea errática de las últimas temporadas, mientras que Jackson Martínez no está consiguiendo todavía explotar sus cualidades en el conjunto rojiblanco.

El posible “once” de Berizzo constará de Rubén en la portería; con Jonny, Cabral, Sergi y Planas en defensa; Radoja, Wass y el ‘Tucu’ en el centro y Orellana, Guidetti y Aspas por delante. Es decir, previsiblemente saldrá con todo el técnico argentino, dejando en el banco a Borja Fernández, Señé, Alende y el último fichaje, Beauvue, con serias opciones de contar con minutos (ya sea de partida o durante el encuentro). Hugo Mallo en principio no estará, ya que ha sufrido una molesta gastroenteritis de última hora.

El ‘Cholo’ Simeone, a su vez, prepara rotaciones para Balaídos. Aunque es todavía una incógnita, todo apunta a que jugarán los menos habituales pero no por ello menos peligrosos. Estatrá Moyá en portería; Gámez, Giménez, Savic y Siqueira en defensa; Kranevitter, Óliver y Thomas por delante, con Carrasco, Correa y Jackson en la punta de ataque. Aunque el entrenador rojiblanco presumiblemente no apueste por su “once de gala”, podía optar por titulares como Griezmann, Godín y/o Filipe Luís en caso de que el partido se incline demasiado hacia el lado del conjunto vigués. Saúl y Torres son baja por lesión.

Balaídos, miércoles 20 de enero, 20:30h

Árbitro: Estrada Fernández (colegio catalán)

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS