El Celta termina pidiendo la hora en un partido loco

El Celta se impuso al Levante en un encuentro que tuvo más emoción de la que cualquiera pudiese esperar. Hasta siete goles pudo ver la grada viguesa, cuatro para la escuadra viguesa y tres para su contraparte valenciana, con una última media hora de juego completamente descontrolada. Tras una gran primera parte e inicio del segundo tiempo, los hombres de Berizzo perdieron el control del partido y sus errores en defensa posibilitaron el intento de remontada granota, que finalmente no fructificó.

Berizzo dispuso uno de los onces más ofensivos de la temporada, disponiendo a Hugo Mallo como central en lugar de Sergi Gómez, un doble pivote Hernández-Wass y a Guidetti compartiendo frente de ataque junto a Aspas y Orellana. La apuesta le salió bien al argentino que, pese al buen inicio de su adversiario, no tuvo problemas para generar peligro y aguantar la posición en defensa.

Poco a poco los valencianos comenzaron a dejar espacios que Bongonda, Orellana y Aspas no desaprovecharían; especial mención para el atacante moañés, que disfrutó con los metros que le concedía Toño y creaba peligro cada vez que tocaba el cuero. Orellana lo sabía y en una jugada de fantasía por la banda del 9 celeste llegó el primer gol: pase del chileno, internada del moañés en el área y centro en el último instante para que Guidetti batiese a Mariño.

El gol despertó urgencias en un Levante que adelanto sus líneas y, poco después del tanto inicial, Wass les haría arrepentirse de su decisión. El mediocentro danés leyó un perfecto desmarque de Guidetti y lanzó un pase casi teledirigido al ariete sueco que, tras un buen control, elevó la pelota lejos del alcance de Mariño para poner el 2-0 en el electrónico.

Los granotas no cambiaron su idea en la segunda parte y el Celta volvió a hacérselo pagar. Aspas recogía un balón en la frontal del área y, tras una arrancada digna de Ronaldo Nazario, cruzaba el balón para poner el 3-0 y llevar la tranquilidad a la grada. Pero el Levante no había dicho su última palabra. Tras diez minutos de descontrol, los valencianos anotaron dos goles en sendas jugadas consecutivas: el primero obra de Deyverson tras un gran salto, un buen centro de Camarasa y las dudas de Sergio en la salida; el segundo, tras un centro que López recoge completamente solo en el área.

Los tantos valencianos sentaron como un bofetón a los celestes, que ni siquiera con la entrada de Radoja conseguían llevar el partido hacia la calma que les interesaba. De hecho, Sergio tuvo que despejar a córner un gran disparo de Deyverson para evitar el empate visitante. Con su equipo pidiendo la hora, Orellana tiró de galones y se echó a los suyos a la espalda. El chileno comenzó a entrar en juego y suyo fue el tanto que puso la puntilla al encuentro: conexión Señé-Aspas, genialidad del moañés para asistir a un Orellana que, más solo que la una, definió con calma y tiempo.

No obstante, todavía quedaba tiempo para sufrir. El Levante volvería a recortar distancias, esta vez tras un gol de Morales a falta de dos minutos. Angustia celeste que, finalmente, tuvo su recompensa en forma de tres puntos, los primeros que el Celta logra en Balaídos sin Nolito desde que el gaditano firmara con el club olívico.

 

RC Celta: Sergio, Hugo Mallo, Jonny, Hugo Mallo, Cabral, Planas, Wass, Pablo Hernández (Sergi Gómez, min.85), Orellana, Iago Aspas, Bongonda (Radoja, min.69) y Guidetti (Señé, min.61)

Levante UD: Mariño, Toño García, Navarro (Ghilas, min.83), Simao (Roger, min.66), Camarasa, Lerma, M.Cuero (Rubén García, min-56), J.Morales, Pedro López, Deyverson y Feddal

Goles: 1-0, min.34: Guidetti; 2-0, min.40: Giudetti; 3-0, min.56: Iago Aspas; 3-1, min.63: Deyverson; 3-2, min.65: Pedro López; 4-2, min.84: Orellana; 4-3, min.88: Morales

Árbitro: Del Cerro Grande, del comité madrileño. Amonestó a Toño García, Simao, Camarasa, Lerma, Bongonda

Campo: Balaídos, 17.080 espectadores. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS