El Celta quiere cerrar 2015 a lo grande

El parón navideño llega a su fin con la que será la última jornada de un 2015 casi redondo para el Celta. Los hombres de Berizzo han rozado el sobresaliente en un año con grandes resultados pero, especialmente, consolidando una marca de juego reconocida ya a nivel nacional. Ése, su principal tesoro, sigue siendo la base sobre la que gira todo en este equipo, que quiere cerrar este año por todo lo alto. Visita Balaídos el Athletic, duro como pocos y llamado a pelear puestos europeos en mayo.

En Vigo se ha hablado mucho más de Augusto que de los bilbaínos en los últimos días. Su traspaso al Atlético de Madrid, cerrado desde hace días, no termina de oficializarse y el futbolista continúa en Vigo a la espera de que haya luz verde definitiva. Berizzo quería contar con él para el choque de este miércoles por si Radoja no llegaba finalmente, pero el serbio recibió el alta el pasado lunes. No será de la partida, con todo, el balcánico, pues el Toto considera que ha estado demasiado tiempo de baja como para reincorporarlo con tan pocos entrenamientos a la espalda.

Con Radoja en el banquillo y Augusto más fuera que dentro –esta mañana decidirá si juega o no-, el centro del campo será para el Tucu Hernández. Así lo dejó caer Berizzo ayer, aludiendo especialmente al poderío por arriba de los bilbaínos. Junto al chileno estará previsiblemente Daniel Wass y Fabián Orellana, éste en la mediapunta. El tridente ofensivo será el mismo que salió de inicio en Granada hace 10 días: Señé y Bongonda en bandas con Iago Aspas como principal referencia ofensiva. En línea defensiva, el técnico celeste recupera efectivos y podrá alinear a la zaga que mejor rendimiento ha ofrecido: Jonny y Mallo en los laterales con Sergi Gómez y Gustavo Cabral en el eje de la zaga. La portería es una incógnita. Hablaba ayer Berizzo de que durante el próximo mes se turnarán casi de forma continua Sergio y Rubén Blanco. Esta noche apunta a que será el joven meta de Mos el que repita titularidad.

El Athletic, por su parte, llega a Vigo queriendo cerrar con una victoria un 2015 muy satisfactorio. La Supercopa de España es la guinde de un pastel liderado por el incombustible Aritz Aduriz y adornado con puntales de la talla de Raúl García, Beñat o la sorpresa Iñaki Williams. Valverde no reservará nada y pondrá a prácticamente su once de gala con Iraizoz bajo palos, Balenziaga, Laporte, Etxeita y De Marcos en línea defensiva, Beñat y San José en la sala de máquinas con Sabin Merino -Susaeta es finalmente baja-, Rául García y Williams formando un tridente con un único sentido: Aduriz. O gol. Que viene a ser lo mismo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS