El Celta quiere seguir siendo de Champions

Ha sido una semana extraña en Casa Celta. A la heroica victoria ante el Espanyol le han sucedido rumores de salida centrados en la figura del capitán, Augusto Fernández, que con el paso de los días se han ido acrecentado hasta el punto de considerar su venta al Atlético de Madrid un hecho pendiente apenas de la firma. No ayudó tampoco que el choque de vuelta de Copa del Rey fuera menos que un mero trámite. Un soberano tostón con el que apenas se podía mitigar el mono de Celta. La única y verdadera realidad, al final, es que tras varias semanas con un fútbol irregular y poco convincente, el equipo de Eduardo Berizzo ha mostrado su versión madura y permanece anclado en puestos de Champions League. Se dice pronto.

Y ése es el objetivo que tienen los del Toto. Quieren irse al parón siendo equipo de la máxima competición europea. Para ello deberán ganar hoy en un estadio que no trae demasiados buenos recuerdos. En Los Cármenes se fraguó una nueva época para el celtismo tras aquella cruel tanda de penaltis que supuso muchas lágrimas pero también un soplo de aire fresco que se vería refrendado 365 días después con un ascenso clave. Desde aquella infausta noche en Granada, el Celta no ha parado de crecer. Y no se quiere poner techo. Hoy visitará a los de Sandoval con numerosas e importantes bajas, pero conscientes de que hay calidad suficiente y, sobre todo, capacidad de esfuerzo y sacrificio para vencer a todos los imponderables y conseguir lo que serían tres puntos de oro en la capital de la Alhabmbra.

La principal duda del once que pondrá sobre el tapete hoy Berizzo está en el cuarteto ofensivo. Bongonda aparecerá al fin por la izquierda. Orellana y Aspas son fijos, pero no está claro quién será su acompañante. Las quinielas apuntan a Señé, que jugaría pegado a la banda diestra. También aparece la opción de Guidetti. El sueco sería punta y relegaría a Aspas a la banda derecha. Sólo el Toto conoce la solución. Por detrás, en el doble pivote, Wass y Augusto son fijos, como también lo son los nombres de la defensa. Jonny será lateral diestro, Planas el zurdo y Mallo y Cabral centrales. Sergi Gómez, con el alta pero sin ritmo competitivo, esperará su turno en el banquillo. El once lo cerrará Sergio bajo palos.

En el Granada la sensación se llama Peñaranda. El canterano, que ha explotado en los dos últimos choques, se presume como la principal referencia ofensiva de un Sandoval que siempre guarda muy bien sus cartas, por lo que resultará difícil dar con un once. El que tiene más probabilidades de salir es el formado por Andrés bajo palos, Foulquier y Biraghi en los laterales con Babin y Lombán como centrales. Por delante, Rubén Pérez y Fran Rico formarán un doble pivote que conectará con un velocísimo tridente formado por Success, Ibáñez y Rochina, si bien éste último es duda por unas molestias. Arriba, estará Peñaranda. En él están depositadas muchas de las esperanzas de los andaluces para este encuentro. Necesitan la victoria para vivir con tranquilidad el parón navideño, sin los agobios de verse demasiado pronto en puestos de descenso.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS