Nolito: "Voy a renovar en breve con el Celta, lo de Barcelona son sólo rumores"

Nolito, protagonista tristemente estos días por su lesión, concedió hace unos días una entrevista a MARCA Plus, una revista digital del diario deportivo. En ella confirma que renovará en breve por el Celta y explica que los rumores del Barcelona son sólo eso, rumores. Además, explica que tiene ya su decisión tomada y habla sobre uno de sus goles soñados: con el Celta en una final de Champions. Habla también sobre el equipo de Berizzo y su temporada, la selección, su pasado en el Benfica, en el Barça, su experiencia con Luis Enrique y Guardiola,... Recogemos en estos extractos lo más interesante de la entrevista.

Renovación con el Celta
"Sólo son rumores. Quiero ser claro y tajante. Sólo lo que he leído en la prensa y lo que me dicen mis amigos. Yo creo que, si realmente el Barça me quiere, llamaría al Celta, y no tengo conocimiento de que lo haya hecho. La única verdad es que soy feliz en Vigo y, por eso, a falta de pequeños detalles, voy a volver a renovar con el Celta en breve. No sé si es mejor ser cola de león o cabeza de ratón, en la vida nunca se acaba sabiendo lo que es mejor. Sólo estoy seguro de que aquí estoy bien y que mi decisión es renovar".

Su gol soñado
"Ganar una Champions no se gana en muchas vidas. Pero no quiero pensar en otra cosa porque me hace daño, y el Celta me lo ha dado todoMi mejor gol sería con el Celta en una final de Champions o con la selección en la final de la Eurocopa. Sería increíble, y más, si lo meto yo. Cogería un balón en banda, encararía al lateral y le pegaría al palo largo, o por la escuadra. Todo, en el último minuto".

Berizzo y el Celta
"Berizzo es muy buen tipo y se preocupa mucho por ayudarme. Habla constantemente conmigo, siempre intentando ayudarme. Estamos todos muy a gusto con él. Formamos un buen grupo, tenemos una filosofía muy adherida. Siempre jugamos igual, sea ante el rival que sea. Nuestro objetivo es jugar bien a la pelota, abiertos, con la salida de balón desde los centrales, intentando hacer buen fútbol... Claro que estudiamos y preparamos al contrario, pero nuestra idea no cambia. No tenemos tope. Sabemos que hay equipos muy buenos que, a priori, van a estar por delante de nosotros, pero la Liga es muy larga y tenemos nuestras cositas para competir y jugarles a todos. Meterse en Champions son palabras mayores, pero nunca se sabe".

Su paso por el Benfica
"Ese año y medio me hizo madurar mucho. Me tocó vivir una situación complicada porque apenas jugaba, pero de lo malo se puede aprender incluso más. Aprendí a entrenar más duro aunque llevase varios partidos sin apenas minutos, a no bajar los brazos y a no venirme abajo. Pensaba constantemente en qué me faltaba para poder avanzar y, si hacía falta quedarme una hora más entrenando pegándole con la izquierda, lo repetía veinte veces. Pasé de estar en Segunda con el Barça a irme a un grande de Portugal, compartiendo vestuario con Saviola, Aimar,... Yo alucinaba un poco, todo eso me hizo mejorar"

Barcelona, Luis Enrique y Guardiola
"Estuve tres años allí, fueron los más importantes de mi carrera porque di el gran paso. Es decir, ahí tomé conciencia que podía vivir del fútbol. Por eso empecé a tomármelo más en serio, ya no como un hobby sino como un trabajo. Fue clave irme al Barça. El entrenador que más me ha marcado ha sido Luis Enrique. Me pilló con 20 años y me enseñó otra filosofía, otra forma de tomarme la vida y el fútbol. Me insistía mucho en el tema de la alimentación, por ejemplo. Siempre ha sido muy claro conmigo, en lo bueno y en lo malo. Me metía mucha caña para que comiera bien, me cuidara, y me demostró que, a veces, no hace falta correr tanto, sino mejor. Tácticamente yo era un desastre. Había conceptos que desconocía a la hora de defender. Con Guardiola coincidí menos, pero me llamó la atención su cercanía, aunque yo fuera un chaval del B. Nos trataba a todos por igual. Tiene una forma muy especial de transmitir confianza. Es un orgullo que fuese él quien me hiciese debutar en Primera".

Eurocopa
"Es mi sueño, me lo he imaginado. Me imagino también ese momento en el que me comunican que voy a ir a una Eurocopa y la fiesta flamenca que organizaría con toda la gente que me ha apoyado".

Un fútbol carente de humildad
"Falta mucha dosis de humildad en los futbolistas, poco a poco se están perdiendo muchos valores. Lo veo a menudo con los chavales, en su forma de hablar y de actuar. Me da mucha pena. Si no hubiese sido futbolista, hubiera sido un trabajador como otro cualquiera, posiblemente marinero o albañil. Fui carnicero durante un tiempo, así que también podría montar una carnicería pqueña, porque ya tendría casi diez años de aprendiz. No se me caen los anillos por hacer otra cosa que no sea darle patadas a un balón".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS