Objetivo Europa

Fue bastante claro Iago Aspas ayer desde la concentración con la Selección en Las Rozas. Y es una de las primeras veces que una voz autorizada del vestuario lanza el mensaje de forma tan clara: el objetivo para el club no debe ser otro que el regresar la próxima campaña a competiciones europeas.

La dura eliminación en Old Trafford todavía escuece y la aventura ha sido tan brillante que no hay nadie que no desee volver a saborear las mieles continentales cuanto antes. El equipo se vio capaz de algo hasta hace poco impensable: alcanzar una final europea y, por qué no, alzar un título de una maldita vez. Por eso Iago, capitán espiritual de este equipo, ha elevado el objetivo, algo a lo que se resiste todavía el club. Sabe el moañés que ha llegado el momento de dar un paso adelante para consolidar al equipo en el tercer furgón del campeonato, ese que va del 5º al 8º.

Para ello el verano que se le viene encima a Miñambres se espera complejo. Más allá del fichaje de Maxi Gómez –que no deja de ser una incógnita-, deberá dar la plantilla el salto de calidad que no hubo en las dos últimas temporadas y que fueron alejando cada vez más a Berizzo de Vigo. Contará a su favor el de Astorga con la necesidad de formar una plantilla más corta, lo que permitirá un reparto salarial ligeramente más goloso, pero tendrá en contra la pérdida de atractivo respecto a la temporada pasada que supone el no disputar competición europea.

Liberar a jugadores anecdóticos, doblar posiciones necesitadas como el lateral zurdo y reforzar zonas clave en las que existe déficit de calidad –centro del campo, tres cuartos- serán los objetivos prioritarios para formar una plantilla que debe tener, en Liga, un objetivo claro: regresar a Europa. Es la única vía que existe para que el Celta continúe creciendo y no se quede anquilosado en una zona media de la tabla que, con el paso de los años, tiene la costumbre de castigar con el pozo a aquellos que la transitan en demasía. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS