Claudio Beauvue, trampolín al gol

Sigue siendo un misterio la tardía aparición de Claudio Beauvue (Guadalupe, 1988), pero la irrupción ha sido de tal magnitud que ha despertado el interés de muchos, y el asombro de otros tantos. Se trata de un delantero voraz, inconformista, que aúna un potente chasis con la meta final del fútbol, que no es otra que el gol. Un cazador especialista, con una dinámica estudiada, que es capaz de repetir sin dejar de lograr la sorpresa. 

A pesar de que no tiene una estatura fuera de lo común –1,74 metros–, es un hombre capaz de llegar alto como pocos. El depurado equilibrio de su estructura le provee una agilidad y una capacidad de salto difícilmente comparables. Es igualmente veloz, lo que en suma da un jugador incontrolable desde la perspectiva del defensor. 

Sobre esta base arrolladora, que es lo más destacable, Beauvue despliega unas más que adecuadas dotes técnicas, que relucen en la conducción y en el remate, ya que tiene una posición corporal ideal. Directo y agresivo, es habitual del desborde y del desmarque, que suele interpretar con acierto, y que le aseguran el éxito cuando existe espacio para explotar el físico. 

Efusivo, ciertamente orgulloso, también exigente consigo mismo, este atacante es ante todo un finalizador, alguien propio del área; ello no quiere decir que sea un referente para el juego, ya que prefiere siempre encarar la portería. Esto explica que incluso en el Guingamp –donde dejó cifras escalofriantes ante el arco– fuera habitual verlo partir del costado derecho, con otro compañero ejerciendo de delantero principal. Así se le vio esta temporada en Lyon, escoltando a Lacazette. 

De ahí la predilección de Berizzo por Beauvue entre otros candidatos: encarna el perfil que el Celta perdió este pasado verano con la partida de Santi Mina, un banda directo, capaz de definir, osado incluso. Claudio será el componente menos participativo, el peligro latente, alguien capaz de hacer la guerra por su cuenta, a la salida de un córner, o en una carrera contra los elementos; alguien capaz de acabar con decisión las sutiles melodías que se preparan en la banda opuesta. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS