Uno a uno: Celta 1-1 Eibar

Rubén Blanco: 6. Difícil calificar el partido del guardameta de Mos, que no tuvo incidencia ni trabajo en todo el partido. 2 disparos a puerta el Eibar: el gol, imparable, y otro disparo que blocó sin problemas. 

Hugo Mallo: 6. Tuvo el duelo más complicado del partido con Bryan Gil, que fue un tormento especialmente en los primeros 45 minutos. No se vio superado y en la segunda parte dotó de profundidad al equipo. Rozó el gol con una gran internada.

Araújo: 5. Obligado a jugar mucho balón largo, algo impreciso. Defensivamente sin grandes exigencias. Algo lento en el gol rival.

Murillo: 6. Sólido atrás, ganó la mitad de los duelos aéreos y mejoró a Araújo en la distribución de balón. Tampoco excesivamente exigido.

Olaza: 7. Parece sorprendente que el Celta se plantee la salida del charrúa. De sus botas salió una de las mejores ocasiones del partido. Especialmente profundo en la segunda parte, igual que Mallo. 

Tapia: 7. Incombustible, una auténtica ‘roomba’. Indispensable en un Celta que tiende a romperse con excesiva facilidad. Se cargó con una tarjeta pronto.

Beltrán: 4. Intrascendente en un partido en el que tenía que dominar la medular. Tenía que asumir el rol de Denis y suspendió en el intento. Poco preciso en el reparto de juego, incapaz de saltar líneas de presión. Cuando jugó parte del 2º tiempo en banda derecha, todavía peor.

Nolito: 4. Apenas se le vio en el primer tiempo, sólo colocando un balón que Olaza mandó al palo. En el segundo tiempo, aunque más participativo, no tuvo éxito. 

Brais Méndez: 7,5. Apareció en el área, indetectable, para hacer el gol celeste. En la segunda parte, con el equipo más reconocible, fue el que más peligro generó, con continuos desmarques y asumiendo el papel de Iago Aspas. Disparó flojo en una ocasión clarísima en el 92’.

Emre Mor: 5. Gaseosa, como siempre. Muy activo en los primeros minutos, desequilibrando, pero acaba demostrando lo mismo: notable calidad individual pero nulo entendimiento del juego. Se apagó con el paso de los minutos y acabó desesperando a Coudet, que lo cambió al descanso.

Santi Mina: 6. Trabajador incansable. Partido ingrato, le tocó pelear por alto con los centrales y apenas tuvo opciones de cara a puerta. Necesita confianza. 

Okay Yokuslu: 4. Totalmente desconectado del equipo. Entró para ganar la partida del centro del campo, y en uno de los primeros balones que toca ocasiona la pérdida que resulta en el empate. Se recompuso con el paso de los minutos, pero muy lejos de su mejor versión. Le perdonaron la expulsión.

Alfon: 5. Salió con 20 minutos, pero apenas tuvo incidencia en el partido compartiendo punta de ataque con Mina.

Baeza: 5. Similar a Alfon, entro más en juego en los minutos finales. No mejoró a Nolito. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS