Iago ya no está solo

El Celta completó ante el Valencia 90 minutos a un notable nivel, mostrando solidez, sabiendo contemporizar y generando de forma casi constante peligro en tres cuartos de campo. Y es en este último punto donde quizá resida la mejor noticia que deja el partido de ayer, más allá de tres puntos que cargan de optimismo al celtismo.

No hizo falta una versión estelar de Iago Aspas para que el equipo completase, a nivel ofensivo, un gran encuentro. El moañés ha encontrado en Denis Suárez su socio perfecto. El de Salceda de Caselas ha demostrado en apenas dos partidos que su nivel, junto con el de Iago, está muy por encima de la media de la plantilla. Partiendo desde el costado izquierdo, ha asumido galones para ser el principal generador de juego del equipo. 

No hay prácticamente ninguna ofensiva que no pase por sus botas. Y la norma es que mejore cada balón que recibe. Cuanto más cerca del área está, más veneno genera. Desatasca cuando hay agobio, acelera contraataques y verticaliza a un equipo que pecó de ser plano en exceso la pasada temporada.

No deja de ser un pequeño lujo para el Celta poder disfrutar de un Denis Suárez que, tras una temporada aciaga en Londres con lesión incluida, ha vuelto a casa recuperando sensaciones. Ha necesitado, como en su día le pasó a Iago, sentirse importante para dar su verdadero nivel. Y Aspas sonríe. Ya no está solo liderando al Celta. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS