Uno a Uno: Celta 1 - Sevilla 0

Xoan Carlos Gil

Cardoso: 5. Teniendo en cuenta el rival de tal entidad, con un Celta tan desdibujado en los últimos meses, lo cierto es que se hizo lo suficiente para ganar. Sin alardes, eso sí, pero al menos se vieron ganas en el equipo, afouteza y corazón, de lo que más carecía desde que empezó esta racha tan negativa. Cardoso propuso con respeto, pero con arrojo al fin y al cabo, y sus cambios sirvieron para convertir un empate a cero en una victoria por la mínima.


Rubén: 6. El mosense sigue ofreciendo seguridad y confianza bajo palos. Una de sus paradas salvó a los celestes de un claro gol en contra. Continúa siendo de los destacados.

Mallo: 6. El capitán al fin se reencontró con una buena versión de sí mismo y, en comunión con la afición, trabajó en su banda hasta la extenuación.

Araújo: 5. El mejicano prosigue dando alegrías a la parroquia viguesa. Atento al corte, contundente y sin errores defensivos. Lo mínimo que se le pide a un central.

Cabral: 5. En la línea de lo que suele ofrecer. Al menos, el argentino no erró clamorosamente en esta ocasión. Aunque sí, lento como el que más.

Juncá: 4. Parece que pedirle un “aprobado” al lateral catalán resulta una utopía. Su banda es una constante autopista para el contrario, pero al menos contra el Sevilla se le vio laborioso.

Okay: 7. Espléndido el encuentro rubricado por el pivote turco. En la posición de pivote defensivo clásico se incrustó entre los centrales y dio salida al balón hasta los tres cuartos. Solidario y sin apenas errores, incluso marcó el gol de la victoria. Esperemos que su lesión sea sólo un susto... (MVP)

Jozabed: 6. Luchó y presionó, e incluso hizo suya la línea ofensiva. Sin embargo, sigue sin ser ese jugador determinante e incisivo que se le presupone a la media punta. De pronto sabe hasta tirar a puerta…

Beltrán: 6. El jovencísimo centrocampista se dejó el alma en este partido. Al más puro estilo picassiano, hizo suyo el lema de que “la inspiración es trabajo, trabajo y trabajo”.

Brais: 3. El canterano está anclado en un momento físico y psicológico lamentable. No toma una sola buena decisión y, aunque está muy alejado de su zona de influencia natural (la media punta), pide suplencia a gritos.

Boufal: 5. Su partido se resumen en apenas dos jugadas en las que deslumbró con su habitual faceta dribladora. Sin embargo, se diluyó en medio de una defensa solvente. Fue justamente sustituido.

Maxi: 6. Cuando no marca porque le faltan sus socios habituales, el atacante uruguayo al menos regala hasta su última gota de sudor para arrastrar consigo a los defensas rivales. Buen trabajo.


Lobotka: 5. Con su salida al césped dio contundencia y presionó cuando el equipo lo necesitó en los últimos minutos.

Sisto: -. Sin apenas incidencia, sí que se le vio con ganas a la hora de defender.

Costas: -. Cinco minutos tuvo el canterano para reencontrarse tras su lesión. Poco más que añadir.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS