Uno a Uno: Alavés 2 - Celta 1

David Aguilar

Unzué: 5. De menos a más, aunque nunca llegó a ser suficiente. El Celta de Juan Carlos Unzué tropezó por enésima vez esta temporada contra la misma roca (y nunca mejor dicho). Un conjunto, el vitoriano, que se cerró atrás y con dos latigazos prácticos derrumbó la frágil defensa olívica. Los cambios, al menos, dieron alas a los nuestros, pero el navarro continúa arrastrando esa lacra.


Rubén: 5. Poco que decir del meta mosense. Encaja dos goles donde quizás le faltó algo de reflejos (sobre todo en el primero), y apenas tiene que intervenir nada más el resto del encuentro.

Jonny: 5. Mediocre el lateral de Matamá, aunque mejoró cuando fue reposicionado en su banda ya natural, la izquierda.

Sergi: 5. Bastante flojo el partido del zaguero catalán. Incluso impreciso y sin las ideas demasiado claras, fue sobrepasado en los dos tantos rivales.

Roncaglia: 4. Esta noche no aprueba el ‘Toro’ argentino. Errático y siempre mal posicionado, fue incapaz de detener las embestidas del Alavés.

Mazan: 4. No pudo ser un gran estreno el del lateral eslovaco. Nervioso y demasiado tirado atrás, le faltó brío y determinación ofensiva.

Lobotka: 5. De los peores encuentros que se le recuerdan a nuestro pequeño pivote. Bastaron un par de marcajes individuales al hombre para que careciese de su desparpajo y solvencia habituales.

Wass: 5. En general, contra el Alavés, el centrocampista danés nunca se mostró completamente cómodo. Ajeno al juego colectivo y falto de ideas.

Radoja: 5. Otro centrocampista más que no supo sobreponerse al entramado defensivo blanquiazul. Descentrado y sin encontrar su sitio.

Aspas: 6. Si no es por él… Otra vez más, tiene que hacerlo todo, y este es un deporte colectivo. Marcó el gol, guisándoselo y comiéndoselo; pero (sobre todo en la primera parte) se le vio demasiado lejos de la zona de peligro.

Maxi: 5. Más participativo que en otras ocasiones, pero a rachas. Le faltó encontrarse más en esa parcela determinante del ataque, donde resulta letal.

Brais: 4. Una lástima que el canterano no supiese aprovechar más esta oportunidad brindada por Unzué. No fue ni una sombra del futbolista que mostró esa gran versión en el Camp Nou. Debe mejorar.


Sisto: 5. Saltó al campo y al menos la banda izquierda cambió en lo referente al ataque celeste. Su electricidad la agradeció el equipo.

Jozabed: 5. Sin casi incidencia, pero la justa para al menos regalar juego a izquierda y derecha.

Emre Mor: 5. Como en el caso de Pione, una vez saltó al terreno de juego, el Celta generó más peligro. Sin embargo, sigue lejos del nivel exigido.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS